Yihadismo y Europa

Yihadismo y Europa

Nuevo atentado, nueva conmoción. Así transcurre la vida de occidente porque los atentados son al azar da igual el,sitio. Nadie está a salvo de ser una víctima, todos somos objetivo. Y Europa sigue con su extraño código ético, descuida su propia seguridad. La cuna de las libertades de los derechos fundamentales...pero el yihadismo terrorista ya no comparte estos valores, estas creencias. Nuestro máximo peligro hemos,sido nosotros, nuestra poca dedicación a que los ciudadanos que aquí vengan compartan unos mínimos, tampoco son excesivos, pero uno de ellos es la defensa de la vida. Si el valor vida no se respeta, si no es un bien universal, la creencia de alguien en que no se debe defender, esa creencia es un peligro. No se ve reacción de los países musulmanes en contra de estos asesinos, de estas atrocidades, no hay contundencia. Ni política, ni social, cuando es un bien el de la vida, que ellos tienen como nosotros, único. Seguimos empeñados en no entender que nuestro código de ética ha sido débil, no está respondiendo, ha cedido ante fortalezas de otras etnias, más fuertes, más convencidas, nosotros nadamos en la difusión, nadie quiere ser gregario de nadie. Nadie quiere someterse a nada, pero hay unos valores que nunca deberíamos de haber abandonado, la honradez, la libertad, la seguridad...todos por igual. El mercado es el culpable de que solo viéramos mano de obra barata en nuestros inmigrantes, no hubo verdadera fusión de identidad, no hubo enseñanza de valores comunes, de derechos indiscutibles. Sólo vimos el ciclo económico, nuestra pensión, nuestra zona de confort, se olvidó una verdadera integración educativa, se formaron ghettos de nuevo y se originó nuevamente separación y odio. No queremos entender que el código ético de Europa fue el valor occidental de la dignidad, nadie puede defender una religión, creencia, idea política ...que no favorezca la dignidad. Ante ello, el progresismo sigue sin entender que defender la vida, la seguridad, la inmigración ordenada...no es ser inmóvil, no es ser totalitario...sólo en la seguridad tiene la libertad su razón de ser: libertad sin seguridad es el caos social. El progresismo ha cogido una bandera peligrosa para el mismo, para todos, y defender la dignidad y la vida, no puede ser conservador. Sin vida no hay desarrollo, el mundo que queremos dejar a nuestros hijos y nietos, no,puede estar o seguir basado en una libertad que no está siendo valorada por algunos nada más que como escenario para el crimen. Nadie debe adueñarse de la idea de libertad sólo para los que tienen la seguridad de que no van a ser asesinados paseando, andando, gozando de un bien breve,la vida. Pero hay quien ve que esto es estigmatizar a una religión, la historia se repite y ...hace siglos la unión fue lo que dejó el escenario repartido, quizás mal, pero la,solución se torna ...complicada y bélica.